¿Cómo superar el síndrome de la impostora?

¿Quién no se sintió alguna vez como una impostora?

Esa sensación de que hagas lo que hagas nunca serás suficiente. No importa los logros que tengas, no puedes llegar a disfrutarlos del todo porque estás pensando en el siguiente. ¿A quién no le pasó?

Por lo menos sé que a mí sí, más de una vez, sobre todo a la hora de lanzar algo nuevo.

Así que aquí te cuento una clave para hacerle frente a esa sensación que a veces te frena y no sabes cómo explicar.

1.

Primero que nada, la clave está en reconocer que a veces somos demasiado perfeccionistas y/o duras con nosotras mismas. ¡No te lo tomes tan en serio! Mientras no le estés haciendo ningún daño a nadie, todo va a estar bien. Así que salvo que te dediques a la salud o seguridad de otras personas, es mejor tomárselo más ligero.

Quizás en eso que nunca te animaste a hacer por ese complejo de la impostora se esconde un gran talento, un sueño oculto que se puede desbloquear si lo pones en acción. Y si no sale tan bien como querías, ¡tampoco pasa nada! Ya demasiada presión tenemos las mujeres por el simple hecho de venir a un mundo hecho por y para hombres. Por eso, ¡diviértete un rato! Y nunca se sabe lo que puede salir de eso.

2.

Reconoce tus logros, ¿qué es lo que te llevó al lugar en donde estás ahora? Seas quien seas, estés donde estés, seguro alguna vez hiciste algo que te hizo sentir orgullosa. Ya sea recibirte de una carrera universitaria, ayudar a alguien querido y hacer que se sienta mejor, o algo tan simple como cocinar algo que te haya salido rico. En esta sociedad que nos hace sentir como si estuviéramos en una carrera de obstáculos no es fácil sentirse suficiente, siempre falta algo, un máster más, un posgrado o doctorado en cualquier cosa. Cuando en realidad lo más importante es ser consciente de cada cosa que logras.

3.

Todos nos vamos a morir y nada importa tanto. Así que piénsalo así, si estuvieras en una cama, en tu lecho de muerte, ¿de qué te arrepentirías de no haber hecho? ¿Soportarías la idea de haberte quedado con las ganas de hacer lo que querías hacer por el miedo al qué dirán? Imaginarte esta situación tan extrema lo hace todo mucho más claro. ¿Qué te parece?

Y ahora sí, te cuento el chisme. ¡Voy a sacar una novela! Y eso sí que puede generar un complejo de la impostora que ni te cuento, a pesar de que es algo que siempre soñé y estaba segura de que iba a hacer en algún momento.

Escribo desde que tengo memoria, ya sea poesías en cualquier momento, como cuentos en la escuela. Hasta una vez junté a mis amigas en mi clase de primaria para hacer un libro en serio, cada una dando lo mejor de sí. Una ilustraba, otras corregían, y así con cada parte del proceso. Yo era la que escribía el cuento. Y como tengo claro que quiero seguir escribiendo mi historia, trato de poner en práctica mis propios tips. Podemos ser quien queramos, si tan solo tenemos el valor de creerlo y dar lo mejor de nosotros en el proceso. Así que, si quieres, te invito a acompañarme, ¿te gustaría?

¿Quieres Sumarte a la lista de espera de mi novela?

Si quieres estar al tanto de todo y enterarte antes que nadie de todas las novedades de esta novela que se viene, deja tus datos aquí. ¡Te espero del otro lado del telón!

Compra el libro de los hechizos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *